El día que Pablo Iglesias le dio la mano al Príncipe