Así que... la casta, ¿eh?